Todavía no hay ningún contenido publicado en este curso.

¿Cuáles son tus hábitos diarios?

Esta es una de las preguntas más comunes que me hacen. En este artículo, explicaré mi forma de pensar y cómo estructuro mi día. También te daré una plantilla realista sobre cómo puedes crear resultados explosivos para ti mismo.

 ¿Estás listo?

Antes de comenzar, otra gran pregunta que debo abordar es: “¿A qué hora te despiertas?” Para ser honesto, no importa. Todos tenemos alrededor de 16 horas de trabajo en un día determinado. La pregunta más importante es: “¿Qué haces para motivarte todos los días?”

La respuesta es simple: hago preguntas. La primera pregunta que me hago cuando me despierto es “¿Cómo puedo agregar más valor a más personas en menos tiempo?” ¡Esta pregunta es tan profunda que la revista TIME incluso la notó!

Básicamente, la pregunta es: “¿Cómo puedo aumentar la calidad y la cantidad del servicio que entrego, de modo que pueda beneficiarme de la mayor cantidad de personas en el menor tiempo posible?”

Léelo de nuevo.

Esto pone mi mentalidad en orden y me ayuda a establecer mis estándares al más alto nivel. Evita que me desvíe y me empuja a alcanzar mis metas más grandes. Veamos cómo estructuro mi día, paso a paso:

Primeras 3 horas: leer, estudiar, planificar: uso las primeras tres horas del día para masajear mi mente con preparación espiritual, emocional y mental. Comienzo leyendo la Biblia, orando y luego seleccionando uno o dos libros para leer. Cuando se trata de lectura, me detendré en diez páginas por un tiempo; otras veces hojeo y escaneo cientos de páginas a la vez. ¡De cualquier manera, da forma a mi mente y cultiva mi alma!

Una vez que mi mente está bien, escribo las tres tareas principales que se deben hacer. Hago una lista de objetivos secundarios, que podrían ser docenas de tareas importantes, pero pequeñas, que deben completarse ese día. Entonces decidiré hacerlo, delegarlo o desecharlo por completo. Incluso podría prepararme el desayuno, hacer que mi chef lo haga por mí o recogerlo en un restaurante. Las primeras tres horas es el momento más crítico del día.

Próximas 6-8 horas de trabajo y recados: Para cuando llego a la segunda parte de mi día, estoy muy motivado y busco activamente dominar mis tareas. Intentaré agrupar mis actividades de cuatro maneras diferentes:

 1.Crear y producir:
escribir, hablar, entrenar, publicar en las redes sociales, etc.

 2. Negocios: llamadas de seguimiento, cierre de negocios, negociación de contratos, correos electrónicos, viajes, etc.

3. Creación de equipos: animar, dirigir, enseñar, contratar y despedir empleados

4. Recados: deberes personales o profesionales

Debido a que soy muy impulsivo, incluso me alejaré de mi negocio y dejaré que mis gerentes se hagan cargo. Tendré un momento de ocio, pero siempre vuelvo más tarde para terminar mi trabajo. Si necesito descansos frecuentes, me daré todo el día para hacer mi trabajo, lo que mantiene mi horario flexible y viable.

Próximas 4 Horas-Recreación: Me verás en el gimnasio cinco veces por semana. Practico varios deportes y me tomo muy en serio el levantamiento de pesas. Cada semana, suelo hacer dos entrenamientos pesados ​​y tres entrenamientos ligeros. Me mantiene en forma y me da un momento privado para estar en mi mente. También uso este tiempo para relacionarme con otros, si lo siento.

El tiempo de recreación también incluye otras actividades. Me gusta hacer muchas actividades: cenar y beber bien, asistir a un juego de pelota, conversar junto al lago, escuchar música de jazz o disfrutar de un agradable día en el spa. Me tomo el tiempo de juego en serio. Sin embargo, si necesito hacer negocios, me retiraré si es muy importante.

Últimas 3 Horas-Reflexión: Al igual que las primeras tres horas, estos momentos son críticos para mi desarrollo personal. Por lo general, escribo en un diario varias páginas, mientras pienso y reflexiono sobre mi día. También abriré un diccionario o un generador de vocabulario para aprender una docena de palabras más o menos. Debo usar este tiempo para ordenar mis pensamientos y hacer preguntas difíciles.

También repasaré mis afirmaciones, lo que aumenta mi confianza y me recuerda quién soy. Aprovecharé 30 minutos para planificar mi semana, mes, año y década. Me hace pensar en GRANDE. Mientras deambulo por mi verdadero potencial, visualizo rompiendo los aires enrarecidos del logro y el éxito.

 Resumen:

Así estructuro mi día. ¿Qué has obtenido de ello? Asegúrese de volver a leer este artículo y haga clic en los enlaces para una mayor comprensión. Si te ayuda a mejorar tu productividad, asegúrate de dejar un comentario y compartirlo con otros. ¡Espero que tengas un buen día y espero tener noticias tuyas! Recuerda, si te manejas lo suficientemente bien, dominarás tu vida.

Ramiro Camiña